La alimentación de los reemplazos.

Porcinos

Hace unos días habíamos platicado sobre los reemplazos, es decir la importancia que tienen los reemplazos en la granja y cuales deberían de ser algunos de los parámetros para poder seleccionarlos, hablábamos de el largo del animal, del numero de tetas útiles, de las características que habían tenido los padres ( por lo cual la importancia de llevar registros ) hablamos de sus aplomos y comentaba que muchas veces existen errores en cuestión de la alimentación de esta primeriza, debemos de recordar como lo mencionábamos antes, que la primeriza esta en un proceso de crecimiento y de maduración y el tipo de alimentación juega un papel clave.

Veamos pues, decía que en ocasiones a las primerizas se les alimenta con un concentrado como si fueran para cerdos de abasto y eso nos va a traer problemas, debido a que van a engordar muy rápido y no se van a desarrollar conforme a su edad, recordemos que al animal de abasto lo que nos interesa es que aumente de peso lo mas rápido posible sin importarnos si su desarrollo es el optimo. Por otro lado decía que tampoco es adecuado, en algunos lugares lo hacen, el alimentar a las primerizas con alimento de gestación, debido a que ese alimento esta pensado para una cerda que llego ya a un desarrollo optimo, y la primeriza aun se esta desarrollando.

Entonces lo que se podría sugerir es que la cerda desde el destete hasta los 50 a 60 kilos de peso lleve la alimentación normal y después de este peso cambiar su alimentación a alguna formula que nos contenga una cantidad del 15 % de proteína, un 0.80 % de lisina , un 0.85 % de calcio, un 0.45 % de fosforo y sobre unas 3,300 kcal de energía, recuerden que no son los únicos nutrientes, estoy señalando estos que son los mas comúnmente mostrados en las etiquetas de los alimentos balanceados comerciales, sabemos que los animales requieren de un sin fin de vitaminas y minerales adicionales, así como de otros aminoácidos esenciales que la dieta debe de proveerles.

Bien este alimento se los vamos a proporcionar a libre acceso hasta que lleguen a los 100 kilos, que seria el momento en que debemos de comenzar a restringírselo, dependiendo de las líneas genéticas que se trate, se habla que las cerdas genéticamente mejoradas llegaran a este peso aproximadamente a los 150 días ( 5 meses ) con un consumo promedio de 2.50 a 3.00 kg. En el caso de las hembras tradicionales, es decir las clasicas F-1 York / Landrace se alcanza este peso sobre los 160 a 170 días y con un consumo aproximado de 3 kilos a 3.50 kilos.

Así que después de llegar a este peso de los 100 kilos, se puede disminuir el consumo de alimento hasta 2 a 2.50 kilos y comenzarnos a fijar sobre la presentación de los celos, para ir programando lo que serán las cubriciones y si se va a implementar el ” flushing ” tener bien identificados los tiempos para su aplicación.

Bueno, en realidad lo que quería señalar era la importancia de no alimentar a la primeriza, ni con una dieta de engorda ni con una de gestante, debido a que ella no es ni una cosa ni la otra.

Espero resulte de utilidad.

comentarios

comentarios