Leptospirosis porcina

Leptospirosis porcinaLeptospirosis porcina

La leptospirosis porcina, al igual que el PRRS, el parvovirus, la erisipela son de las mayores causantes de problemas reproductivos.

La leptospirosis se caracteriza por causarnos problemas reproductivos tales como lo serian, momificación, abortos, lechones nacidos débiles y/o muertos, así como problemas de infertilidad en cerdas.

En granjas que presentan problemas de abortos la leptospira puede ser la causante de estos en rangos que pueden ser próximos al 5%.

La infección ocurre generalmente por contacto directo entre animales afectados o por ambientes contaminados así como por portadores que pueden difundir el problema como serian los roedores. Las dosis para infectar son muy bajas.

Las vías de entrada son generalmente por las mucosas, entre las que podemos señalar la ocular, la nariz, la boca y la vagina.  Los medio donde existe una alta humedad contribuyen a la presentación del problema así como se ha visto que en al agua puede permanecer durante bastantes semanas y mas específicamente cuando el pH de esta es alcalino.

Se puede señalar que la bacteria tiene una afinidad por el riñón donde generalmente se implanta y se multiplica, así los cerdos afectados pueden estar transmitiendo de forma intermitente la infección como decía por el contacto directo hasta por la orina , en el caso de las hembras puede ser también alojada en el útero provocándonos los problemas antes descritos de momias, abortos, lechones muy débiles o nacidos muertos y retornos a celo debido a posibles reabsorciones embrionarias con el consiguiente costo económico.

En los casos agudos podemos ver entre los principales síntomas una fiebre muy alta, una falta de apetito, una apatía general de los animales afectados y en los casos crónicos los problemas reproductivos.

Muy importante es saber que estos problemas pueden ser minimizados mediante un buen “manejo” así como mediante un programa de vacunación.

Generalmente la vacuna contra la leptospira viene asociada con la de parvovirus y erisipela (de estas otras dos enfermedades ya hable con anterioridad) por lo que la aplicación es importante realizarla antes de la monta en las primerizas y posteriormente unos días antes del destete para que cuando vuelvan a ser “cargadas” o inseminadas ya cuenten otra vez con el refuerzo de la vacuna.

Importante también es señalar que el verraco debe de ser vacunado al igual que las cerdas, este se debe de vacunar cada 6 meses (dos veces al año).

En el momento que se presenta la enfermedad el tratamiento normalmente es en base a la aplicación de antibióticos como penicilina, estreptomicina, etc.

Recuerden que siempre es importante el asesoramiento por parte de un medico veterinario para la prevención del problema, así como también en el caso de que se presente escoger el tratamiento mas adecuado para la elección del antibiótico y dosis.

Se el primero en comentar. en "Leptospirosis porcina"

Escríbenos un comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.


*