Técnicas de inseminación artificial (tradicional).

Técnicas de inseminación artificialTécnicas de inseminación artificial

En el caso de la inseminación artificial tradicional resulta conveniente la introducción del catéter y dejarlo puesto durante 2 a 3 minutos para estimular al cérvix. La estimulación del cérvix ayuda a la descarga de hormonas(en particular la LH) lo que hace que la ovulación se presente mas rápido.

Como se ha comentado con anterioridad la aplicación del semen debe de hacerse de forma gradual durante un lapso de 3 a 5 minutos (en promedio) debemos de tratar de evitar a toda costa el efecto de reflujo de semen, en el caso de la monta natural, la ultima fracción del eyaculado consiste en un  fracción tipo gel, al que llamamos comúnmente como “tapioca” la función de esta fracción del eyaculado es precisamente formar un tapón y de esa manera evitar el reflujo del semen.

Se ha visto que si antes de la introducción de la dosis seminales (a una temperatura promedio de 37 grados) se administra una dosis de unos 10 mililitros de diluyente solo a una temperatura de unos 42 grados centígrados esto tiene un efecto beneficioso al provocar una estimulación de las contracciones uterinas por lo que al aplicar el semen posteriormente resulta en una mejora en los movimientos espermáticos con un posible incremento en la cantidad de óvulos fecundados, debido principalmente al mayor avance de los espermatozoides hacia la zona donde se realiza la fecundación.

Existen dos técnicas principales en la inseminación tradicional:

Técnicas de inseminación artificial rápida.

Consiste en la introducción del catéter (previamente limpieza de vulva y lubricación).

Aplicación de la dosis a una temperatura de unos 37 grados durante unos 2 a 3 minutos o con el semen a la temperatura ambiente.

Técnicas de inseminación artificial lenta

Consiste en la introducción del catéter y su permanencia durante unos 2 a 3 minutos para la estimulación del cérvix.

Introducción de 10 mililitros de diluyente solo a una temperatura de 42 grados para lograr una estimulación en las contracciones uterinas.

Introducción de la dosis seminal a una temperatura de 36 a 37 grados centígrados durante unos 5 minutos (aproximadamente).

Posteriormente una introducción de 25 a 30 mililitros de diluyente también a unos 42 grados, en el caso de la técnica bifásica esta aplicación ya no se realiza.

Lógicamente la técnica lenta es la que nos da un mejor resultado en cuestión de lo que es la fertilidad y prolificidad, claro, siempre y cuando la detección del celo y la aplicación de la inseminación se haya realizado en el momento correcto.

Existen otros tipos de procedimiento como seria por ejemplo el de “manos libres”, en el cual se le pone a la cerda unas “alforjas” en la zona lumbar con un peso de 8 a 10 kilos en el caso de las nulíparas y en el caso de las multíparas con un rango de 12 a 14 kilos,.

Tenemos también la post cervical que ya hemos comentado con anterioridad.

1 Comentario en "Técnicas de inseminación artificial (tradicional)."

  1. Exelente información don José alberto tendrá un artículo por ay de como preparar a la cerda antes de ser enseminada o montada por el semental. Como son el uso de desparacitantes,vitaminas y vacuans. Bendiciones amigo por sus consejos

Escríbenos un comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.


*